Consejos literarios de David Rozas Genzor

consejos_david_rozas

Nuevo lunes, y nuevo artículo en Post Scríptum, hoy a cargo del escritor zaragozano David Rozas Genzor, en el que recorre su trayectoria en la profesión y nos ofrece algunos consejos para escritores noveles.

Os dejo con David.

Rozas_GenzorDavid Rozas Genzor (Zaragoza, 1979) es miembro de NOCTE y de la Asociación Aragonesa de Escritores.

Inspirado por los autores clásicos de terror y por “noctívagos” a los que admira como Emilio Bueso, David Jasso, José María Tamparillas y Roberto Malo, comienza a publicar profesionalmente en 2012.

Desde la publicación de “Desde las entrañas” (Ed. Seleer), este zaragozano inquieto no se ha detenido. Hasta entonces hacía sus pinitos literarios reseñando libros y películas en páginas web especializadas, pero el premio recibido por sus primeros relatos le llevó a publicar esta antología de terror, CF y fantasía en octubre de 2012.

Posteriormente llegarían numerosas colaboraciones en antologías de género, sobre todo de La Pastilla Roja y Azul Ediciones, donde además ha ejercido de coordinador. Destacar, además, otros trabajos en compilaciones tan relevantes como “Frankenstein: Diseccionando el mito” (Kelonia, 2014) y “I Antología Hispano Zombi” (Eater, 2014).

En noviembre del año pasado vería la luz un libro totalmente alejado de estos oscuros géneros, “Ángeles de cuatro patas” (Canem Editorial), en el que narra casos basados en terapias asistidas con perros, que es el que, paradójicamente, le ha aportado mayor satisfacción por la experiencia y el enriquecimiento personal.

Y en abril de 2015, tras dos años de redacción y múltiples correcciones, llegaría “El Legado de Christie” (Ed. Alfasur), una visión particular del apocalipsis zombi en colaboración con el escritor David Ruiz Del Portal y el ilustrador Juapi.

Ha organizado las jornadas literarias de su barrio, Casetas, desde 2013, por donde han pasado autores relevantes del panorama literario aragonés como José Luis Corral, Joaquín Berges, Ángel Guinda, David Jasso, J.M. Tamparillas y Roberto Malo.

En 2016 veremos más publicaciones de sus relatos en diversas antologías, y quizá también la edición de un nuevo trabajo en solitario.

“Su cabeza nunca deja de fabricar historias”. Así titularon el artículo en el periódico local que recogió la noticia de la publicación de “Desde las entrañas” y que meses antes había informado de su premio recibido en el certamen de relatos “Enrique Jardiel Poncela”. Porque desde que alcanza su memoria, Rozas nunca había dejado de dibujar, leer e imaginar. Sobre todo, imaginar; el acto necesario para sentar las bases a un creador de ficción.

 

**Un escritor o aspirante a querer serlo le debe siempre mucho a los relatos y la consecución de premios literarios. Con las historias cortas se forjan los narradores y fluyen las ideas y estilos con los que experimentar y ganar experiencia. Conseguir algún premio, lejos de la cuantía económica en el caso de haberla, sirve más como hálito y como reconocimiento personal, profesional y de currículum. En el momento previo a valorar tu manuscrito, las editoriales suelen fijarse mucho en esto.**

 

Se le recuerdan concursos literarios ganados tanto en el colegio como en el instituto y la Universidad —según él, lo único bueno que hizo durante aquel año en la facultad—. Después abandonó esta inquietud durante algunos años, hasta que comenzó a colaborar primero en una revista local con artículos históricos, y después reseñando libros en la web “Casa de Libros Perdidos”, momento en el que el “gusanillo” de las letras se volvió a larvar en las entrañas de Rozas, demandándole los mimbres y la formación que le faltaban para poder lanzarse a la publicación seria.

 

**Para el escritor es muy importante la formación. Leer, leer y leer durante su vida es indispensable, pero si a la hora de acudir a plasmar sus ideas en textos no sabe cómo hacerlo, existen talleres, cursos y centros —la mayoría on-line— que pueden ayudarle a sentar las bases necesarias. Muy recomendable inscribirse en actividades impartidas por escritores profesionales; su experiencia y consejos le vendrán de perlas durante los comienzos.**

 

Así, en 2010 se inscribió en la recién fundada Escuela de Escritores de su ciudad donde permaneció dos años, durante los cuales no solo adquirió las bases y la confianza indispensables para ello, sino que además fue fichado por el editor, escritor y articulista ilerdense Athman M. Charles como crítico de cine —otra de las pasiones de este zaragozano— para su página web “Athnecdotario Incoherente”. De esta manera se forjó una colaboración que continuaría posteriormente en la editorial que crearía Charles en 2013, “La Pastilla Roja Ediciones”. Rozas relegó entonces sus mordaces reseñas cinéfilas por las labores de coordinación de las antologías publicadas por La Pastilla Roja —y también por su “hermana menor”, La Pastilla Azul— hasta 2015.

“Desde las entrañas”, su primera publicación, supuso el pistoletazo de salida. Esta antología de cinco relatos obtuvo el tercer premio nacional de relatos en el certamen convocado por la editorial Seleer en el verano de 2012, y en 2013 fue nominada a los Premios Pandemia como mejor antología del año y uno de sus relatos, “La sombra de la niña”, como mejor relato. A partir de entonces llegarían las colaboraciones en diferentes antologías, incluidas las de La Pastilla Roja y Azul, donde destacamos títulos como “No eres Bienvenido”, “Bueno, bonito… ¡maldito!”, “Hell or Win”, “Mascotas” y “Devoradores de almas”. Los trabajos que podemos encontrar en ellos incluyen terror, fantasía, SCI-FI, humor negro y ciertas dosis de surrealismo.

 

**Las antologías… Para un novel es una buena forma de publicar y darse a conocer, sobre todo si has sido seleccionado entre decenas y/o cientos de participantes. Colaboras con muchos compañeros de mundillo y un relato se escribe rápido, ¿cierto? Pero cuidado de no entrar en esta dinámica de forma continua, ya que resta mucho tiempo a tus proyectos personales. Vienen estupendamente para desconectar de tu novela por unos días y/o para experimentar con nuevas temáticas, estilos, etc. El principal problema es que solo apuestan por las antologías, en general, las editoriales pequeñas, salvo que en éstas participen autores reconocidos. La mayoría de ellas suelen acabar publicándose en plataformas digitales —muy pocas en papel— y no reportan beneficios —si acaso insignificantes siendo el número de autores que participan tan alto—.**

 

 Ángeles de cuatro patas

Muchos de sus contactos en este mundillo, y también sus amistades en general, se sorprendieron cuando David anunció la publicación en noviembre de 2014 de “Ángeles de cuatro patas”. Su colaboración con la entidad zaragozana de adiestramiento y educación de perros de asistencia, CANEM, dio un fruto inesperado por el giro radical de la temática y del género respecto a lo anteriormente publicado por el autor. El libro, editado por el nuevo sello editorial de la entidad, cuenta cinco historias basadas en casos reales de usuarios de terapia con perros de asistencia, a quienes previamente Rozas había entrevistado. Tanto el resultado final como la experiencia para el autor fueron altamente satisfactorios; las críticas recibidas por sus lectores y las reseñas de los profesionales, tanto del mundo canino como del literario, dan buena muestra de ello.

 

**¿Quién dijo miedo? Nunca te cierres en banda a un proyecto que creas que no tiene nada que ver contigo. Los escritores “de género” deberían de estar en proceso de extinción; al escritor auténtico le deberían apasionar los retos. Muchos se empeñan en cultivar temáticas repetitivas sin probarse en otras lides, cuando en realidad nunca se sabe tras qué puerta se halla el verdadero hogar.**

 

El legado de ChristieCon “El Legado de Christie” se cumplió el viejo sueño de los creadores de esta historia, especialmente el de David Ruiz del Portal, escritor madrileño que vio tanto en Juapi como en Rozas a los fieles gregarios para poder cumplirlo. Encontramos en esta novela Z un cálido homenaje a las grandes novelas y a las películas clave del género, como “Soy Leyenda” o “The Walking Dead”. En palabras de algún reseñador avezado, el trabajo coral de los tres autores llegó “cuando todo lo publicado en este género ya estaba más que explotado —o podrido, nunca mejor dicho—”, por lo que el éxito y la difusión que podrían haberse esperado se quedaron en el camino. Sin embargo, sí indican que “El Legado de Christie” es una novela ideal para iniciarse en la literatura Z, debido a su ritmo, a la historia y a la calidad que atesora.

Actualmente, Rozas trabaja sin prisa pero sin pausa en nuevas publicaciones que esperan ver la luz a lo largo del año. Una de las mayores satisfacciones que le otorgó 2015 ocupa en gran medida su tiempo; su primera hija, Ixeya.

 

**Cultiva siempre tu hobby y no lo impulses hacia una carrera de fondo. Escribir es una competición, sí, pero con uno mismo. En mi opinión, las grandes novelas, aquéllas que están destinadas a perdurar en las memorias y las bibliotecas, salvo que seas un genio, se cuecen a fuego lento. Se toman y retoman las veces oportunas. Se desechan y se reescriben. Porque así es el proceso de la creación, tan predecible e impulsivo como gradual e insospechado.**

 

ENLACES

Desde las entrañas.

http://www.amazon.es/Desde-entra%C3%B1as-David-Rozas-Genzor/dp/B009WTWA26

https://www.facebook.com/Desde-las-entra%C3%B1as-290848994354105/

Ángeles de cuatro patas:

https://www.facebook.com/angelesdecuatropataslibro/

http://programaidea.net/?page_id=65

El Legado de Christie:

https://www.facebook.com/ElLegadoDeChristie

http://www.todostuslibros.com/libros/el-legado-de-christie_978-84-15079-42-2

La Pastilla Roja y Azul:

http://lapastillarojaediciones.blogspot.com.es/

Blog personal:

http://elrinconrozas.blogspot.com.es/

Facebooktwitter

Un comentario

  1. Buenos consejos y obras interesantes, le sigo la pista a La Pastilla Roja desde hace un año y la verdad es que me llama mucho su catálogo, tendré que estar atenta para las próximas convocatorias. Coincido en que el relato es fundamental para la formación del escritor y ayuda a conformar un currículum a la hora de enviar propuestas a las editoriales. A parte la ficción breve es una gozada, una pena que en nuestro país no haya mucho gusto por ella.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *