Blue, relato en Nova Fantástica

La semana pasada Mariano Villareal anunciaba la publicación de dos nuevas antologías de la colección Nova Fantástica de Sportula que saldrán a la luz durante el primer trimestre del 2018. En una de ellas, la que lleva por título Ciudad Nómada y otros relatos, aparecerá una historia mía, junto con autores de la talla de Ken Liu, Kameron Hurley o Caroline M. Yoachim, y compañeros españoles como Pablo Loperena o Josué Ramos.

Es la segunda vez que aparezco en Nova (la primera fue con Antemusa Bar & Club en la antología Dark Fantasies), así que lo que parecía improbable al principio se ha hecho realidad dos veces. Estoy que no quepo en mí de alegría.

Lo primero que quiero es animaros a que os apuntéis como mecenas. Así no solo os hacéis con los libros: también garantizáis la pervivencia de la colección. Por eso publico esta entrada antes de que estén de verdad disponibles porque, como en el caso de Dark Fantasies, se lleva a cabo una sola tirada con una distribución limitada en tiendas y, a partir de ese momento, los libros solo se pueden adquirir en digital o POD. Si os interesan, tenéis toda la información al respecto en este enlace.

Y ya con respecto al relato:

Blue podría formar parte de un “díptico” de ciencia-ficción con Paradise City, que fue publicado en Quasar (Nowevolution, 2015) y con el que guarda bastantes parecidos formales y emocionales. Lo escribí tras ver una fotografía en un periódico en la que aparecían dos docenas de inmigrantes ilegales flotando a la deriva en mitad del mar. Solo se veían sus cabezas asomando a lo lejos; el resto estaba ocupado por el azul intenso del Mediterráneo. No sé si estaban a cien metros de la costa o a mil, pero la sensación que transmitía la imagen era de que se encontraban en medio de ninguna parte, en un sentido tanto real como metafórico. Blue nació de ese sentimiento de soledad y de indefensión.

Como es un relato de ciencia ficción, todo se puede hacer más grande, así que el mar se transformó en el espacio.

El resto de la historia está salpicado de pequeñas anécdotas y experiencias con las que creo que todos los migrantes estarán familiarizados. Es extraño dejar tu casa e irte a vivir a un sitio donde las costumbres te son ajenas y donde siempre vas a ser identificado como alguien que pertenece a un grupo diferente. Y, de nuevo, al ser ciencia ficción, se puede ampliar la escala. Mis personajes no migran entre países, sino entre planetas. Y el viaje no se produce solo en el espacio, sino también en el tiempo.

Hace bastante que no escribo ningún relato nuevo (aunque este vaya a salir ahora, lo escribí hace casi dos años). Me estoy enfocando en las novelas y en parte me da algo de pena, porque me gusta mucho la ficción corta y disfruto de su escritura bastante más. Pero la novela es el siguiente paso lógico para mí y no me arrepiento.

Aun así todavía tengo un par de relatos pendientes de publicación y algún que otro inédito, así que ¿quién sabe? Quizá dentro de poco pueda dar más noticias. Eso sí, si queréis saber qué otros proyectos me traigo entre manos para 2018 (junto con un compendio de todo lo que dio de sí el 2017), tendréis que esperar a la semana que viene, después de navidad.

Mientras tanto, un fuerte abrazo y disfrutad de las fiestas y de la familia.

Facebooktwitter

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *