Dos nuevos relatos en Neonauta y en ed. Café con Leche

typewriter-407695_1280

Mediado el otoño, ha llegado la hora de hacer balance y comentar las últimas novedades literarias.

Lo primero de todo es que he entrado a formar parte de Nocte, la Asociación Española de Escritores de Terror. Aquí anda mi humilde nombre, junto a novelistas de la talla de Víctor Conde o David Jasso. No sé si Nocte indica profesionalización (no sé si en literatura hay algo que lo indique, más allá del saldo de la cuenta corriente a fin de mes), pero desde luego lo que sí indica es profesionalidad, y me hace mucha ilusión estar entre sus filas. Llego con ganas de hacer cosas en la asociación y de implicarme mucho en los proyectos que se vayan planteando.Veremos si las circunstancias y la distancia me lo permiten.

En lo estrictamente literario, ya anuncié por las redes sociales que dos relatos nuevos van a salir pronto a la luz. 

El primero de ellos es Águilas y gorriones, que fue seleccionado en el segundo concurso Alambre de Letras de la editorial Neonauta. La idea de este proyecto era recopilar varias historias sobre la Segunda Guerra Mundial con un toque dieselpunk, o new weird, o simplemente con algún detalle fantástico.

 El anterior Alambre de Letras, que Neonauta publicó el año pasado, hacía lo propio con la Primera Guerra Mundial. En esa antología tuvieron cabida dioses, demonios, lobos sobrenaturales y tecnología steampunk. La edición contaba con ilustraciones de Mikel Bao en blanco y negro, y una edición maravillosa, con cantos redondeados y un formato muy atractivo, como podéis ver abajo.

Una preciosidad y una auténtica rareza en el mundo del small press.


alambre-2Bde-2Bletras

El segundo relato se llama Canciones de cuna para lobas tristes, y creo que es el mejor nombre que le he puesto a algo hasta la fecha (aunque el nombre de este poema le anda cerca). Fue seleccionado en la convocatoria “Licántropas y metamorfas” de la editorial Café con Leche. En cuanto leí las bases, no tuve ninguna duda de que tenía que participar. La idea es que el libro esté disponible para Halloween, al menos en formato digital, así que iré informando por los canales habituales.

Por último, hace un par de semanas las editoras de Triadæ Magazine decidieron que mi poema “La piñata” era merecedor de aparecer en el número cuatro de su revista digital. La revista está maquetada e ilustrada con mucho cariño, y tiene un montón de relatos y de poemas que merecen la pena. Lo mejor de todo es que no solo dan voz a los hispanohablantes, sino que también traducen a autores extranjeros, dándonos la oportunidad de conocer voces nuevas.

Es el primer poema que me publican, y no puedo hacer menos que darles las gracias por cederme un espacio.

¿Más? Pues sí. Hace poco el editor de NowEvolution nos informaba que van a sacar una segunda edición de Quasar, la antología de Ciencia Ficción hard (que todo el mundo dice que mola mucho pero que no es hard) en la que colaboré con mi relato Paradise City. Una segunda edición es toda una proeza en los tiempos que corren, así que muchas gracias a todos los que habéis comprado la antología; si alguno vio alguna errata, o algo que le sonó raro, que me envíe un correo electrónico y se lo paso a la editorial para que haga las correcciones necesarias.

Con estas publicaciones (y alguna otra sorpresa que puede darnos el año nuevo), creo que voy a retirarme de los concursos de relatos durante algún tiempo para centrarme en otros proyectos que ya están en marcha, pero de los que todavía no puedo soltar prenda.

 Vamos a por la novela…


 

Facebooktwitter

6 comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *