Nuevo relato en revista Eñe

relato_revista_ene

Ya está disponible el ejemplar de otoño de la revista Eñe (la fábrica, 2016), que incluye mi relato Rojo escarlata. Fui seleccionado —junto a otros nueve escritores— entre casi 4000 participantes. Lo cual es sin duda mi mayor logro literario hasta la fecha y, por supuesto, motivo de enorme satisfacción para mí.

El jurado estaba compuesto por la editora Belén Bermejo, la catedrática de literatura Ángeles Encinar, la editora Camino Brasa y los escritores Carlos Pardo y Luisgé Martín.

Ser seleccionado en cualquier premio gusta, claro que sí, pero si encima es un premio tan prestigioso como el Cosecha Eñe la cosa da un poco de miedo. A uno le entra una sensación de «síndrome del impostor», la idea de que, no se sabe muy bien cómo, has engañado a todo el mundo para hacerles creer que eres mejor de lo que eres para lograr ser seleccionado. Quizá sea así pero, merecido o no, aquí está otro pequeño hito en mi senda literaria, disponible para todo el que quiera leerlo.

Rojo escarlata es un relato alejado del género fantástico que tanto me gusta, una historia realista con «trazas» autobiográficas. Dos chicos de barrio que se reencuentran después de muchos años, y su particular relación con el cine de los noventa y principios de los dos mil: las películas de Kevin Smith, los dramones de instituto y todo lo demás. El cine que para bien o para mal fue el que me tocó a mí.

Podéis haceros con el número 47 de la revista Eñe en este enlace. Aquí la prueba judicial:

rojo-escarlata-revista-ene

Aprovecho también para comentar que hay varias publicaciones pendientes: enviadas, apalabradas, buscando sitio o en imprenta. Algunas marchan viento en popa y otras quizá se queden en nada. Unas cinco o seis se encuentran ahora mismo en una especie de limbo literario. Ya veremos en qué acaba todo.

La realidad del escritor se parece un poco a una conversación con la Vieja Morla de La historia interminable… es extenuantemente lenta. Hay proyectos en los que llevo muchos meses trabajando, pero que todavía no han madurado lo suficiente como para poder anunciarse. No solo en relato; también en novela, en cómic y en contenidos audiovisuales y transmedia. Proyectos en los que soy parte de un equipo mucho más grande y con los que, con mucha suerte, quizá podamos asomar la cabeza en el mercado anglosajón.

Dentro de poco espero poder dar más noticias.

Mientras tanto toca seguir leyendo, escribiendo y viviendo historias.

Facebooktwitter

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *